sábado, 25 de marzo de 2017

La pirinola (Lastima margarito)

Una de las expresiones coloquiales que hoy imperan en dominio publico, es la de "lastima margarito". Su origen se encuentra en una sección del programa la caravana, que transmitía en canal 13 imevision (hoy tv azteca) a finales de los años ochenta.


El programa era protagonizado por Victor Trujillo y Ausencio Cruz, quienes interpretaban a Johnny Latino y Margarito Perez respectivamente. El sketch, introducía gags de un ficticio programa de concursos en donde margarito siempre salia perdiendo.


El jugoso premio invariablemente se le iba de las manos a margarito, a pesar de casi tenerlo en la bolsa, debido a siempre la ultima pregunta y/o reto. Con el tiempo se fueron agregando mas elementos a la historia. Como la abuelita de margarito, quien siempre era el motor de búsqueda del premio, debido a su carencia económica.



Si alguien no logro recordar estas capsulas, lastima margarito, los demás podrán dibujar una sonrisa hasta la próxima publicación.


5 comentarios:

ISRAEL MORALES HERRERA dijo...

Yo recuerdo un concurso donde el último reto para Margarito era cargar a la edecán más alta, ja ja ja!

Anónimo dijo...

Me acuerdo cuando la revista Vídeo Risa publicó una parodia de La Pirinola,la cual se llamaba ¡Lástima,Clavelo! Sólo recuerdo la portada porque yo tenía como 5 años cuando la ví,y la verdad creí que parodiaban al amigo de todos los niños(por la similitud del nombre).XD

Andrade-IV Andrade dijo...

No solo esa sección, todo el programa me gustaba mucho...De ahí salió brozo también,Je,je,je...

NormAle dijo...

Yo veía la caravana a escondidas, porque según mis papas era un programa vulgar.... Me caían bien en ese entonces.

Oscar Ismael Magaña Sánchez dijo...

La caravana era un programa muy ingenioso, de lo poco bueno que tenia Imevision y para mi la mejor etapa de Ausencio Cruz y Victor Trujillo. Valente Campillo, la Beba Galvan, el verdadero Brozo, los presos, el chilango y el de provincia, en fin.
Es una lastima en lo que se convirtieron despues, Trujillo convirtiendo a Brozo en un analista de cantina y a Ausencio Cruz en un simple actor de reparto ¡que tiempos!